Profesionales por la Ética
La EpC, la Ley del Aborto y la Atención Sanitaria

La EpC, la Ley del Aborto y la Atención Sanitaria

Escrito el 20/02/2012 con 0 Comentarios

La esperada desaparición de la polémica asignatura Educación para la Ciudadanía ha supuesto una gran satisfacción no sólo para los padres objetores sino para todos los que ven como desaparece una fuente de ideologización no deseada en las aulas. El carácter manipulador de esta asignatura ha quedado confirmado recientemente por las palabras del propio señor Pérez Rubalcaba, que en una de sus declaraciones ha afirmado «Quitan los temas que molestaban a la derecha» (ABC, 1-02-2012), lo que claramente da a entender que la asignatura no era en absoluto neutral, sino que constituía una imposición ideológica de la izquierda sobre toda la sociedad y, además, en su punto más vulnerable, los menores.

Sin embargo, la batalla por la libertad y el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones desgraciadamente está aún lejos de haber terminado. Haríamos mal en olvidar que también y de modo muy importante la más polémica aún Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo (dos leyes en una) incluye también en su articulado una estrategia educativa para introducir un modelo de educación sexual anclado sesgadamente en la ideología de género, como expone a las claras la propia ley, con carácter obligatorio. Dicha educación, al contrario de lo que muchos piensan, no ha demostrado ser eficaz en los países en los que está implantada, el Reino Unido entre ellos, provocando un mayor consumo de píldora del día después sin reducir el número de abortos, lo que da un argumento más sobre la conveniencia de derogar la Ley del aborto. Por otra parte, si la sociedad quiere disminuir el número total de abortos las estrategias deberán ser otras, aumentando las ayudas sociales a la mujer embarazada y estableciendo un plan estratégico para que los profesionales de Atención Primaria puedan desarrollar una actuación coordinada, ausente en la actualidad, que centre sus esfuerzos en la resolución del conflicto concreto que subyace ante una petición de aborto. Lo contrario será el conformismo que nos llevará a hacer realidad una frase de un conocido dictador: «la muerte de un ser humano es una noticia, la muerte de miles es simple estadística».

Esmeralda Alonso, Médico de Familia

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Idiomas
Redes Sociales
Histórico