Profesionales por la Ética
Los ricos de verdad

Los ricos de verdad

Escrito el 14/04/2012 con 4 Comentarios

Hace tiempo escribí algo sobre la austeridad «forzosa» a la que nos obliga una crisis económica o la crisis permanente que suponen los muchos hijos, y de cómo esa austeridad abría una puerta a la libertad haciéndonos desprendidos de tantas cosas que no necesitamos y que nos atan a las modas, a la propia imagen y a nosotros mismos.

Y ahora, un tiempo después y con la crisis económica endurecida y más hijos, esa austeridad se va haciendo mayor, más necesaria y más «forzosa»; y dentro de la preocupación inevitable y cierta inquietud como padres de familia numerosa, al mirar sinceramente hacia dentro sólo vemos una enorme riqueza que crece cada día.

Hace poco alguien muy cercano me reprochaba que al tener tantos hijos y más bien pocos recursos estaba condenando a mis hijos a un futuro  sin perspectivas ni oportunidades. Y es verdad que no tienen clases particulares ni van a academias de idiomas, tampoco pueden ir a esquiar ni  han podido aprender a jugar al tenis, que me hubiese encantado, pero esas cosas se suplen y a cambio hacemos montones de excursiones a la montaña, unas veces andando y otras en bici, su padre les ha enseñado a patinar y se los lleva a hacer larguísimos recorridos, aprenden inglés en casa y a tocar la guitarra.  Pero todo eso no deja de ser anecdótico, lo más importante es que son ellos mismos los que se enseñan unos a otros a ser responsables, generosos y disciplinados, a darse a los demás, a sonreír y a soportar con alegría los defectos y las carencias de los demás; es en su propia familia donde están aprendiendo el verdadero valor de las cosas, a prescindir de casi todo  y a disfrutar con cada una de esas pequeñas cosas que sí tienen. Ésas son sus oportunidades y sus perspectivas de futuro y si eso no les garantiza un despunte económico, social y laboral, seguramente sí les garantice un corazón grande y alegre. Y serán ricos de verdad.

Leonor Tamayo

4 comentarios

  1. María M14/04/2012 at 15:20Reply

    Muchas veces las actividades extraescolares no son más que aparcamientos de niños para los padres que salen tarde del trabajo. Tus hijos tienen lo más importante, a ti.

  2. Santi16/04/2012 at 10:22Reply

    Muchas gracias por este articulo tan alentador. Verdaderamente los hijos de familias numerosas no son menos por ser más, ni tampoco mejores por ser más, sino que viven una situación muy enriquecedora quizás inexorable por las circunstancias de la familia. Y por eso los hijos de mis vecinos están tan a gusto en mi casa.
    Tenemos 8 hijos entre 14 añós y 6 meses. Y tan felices. Y mis vecino más…..
    Santi Aguiló

  3. ARC18/04/2012 at 18:23Reply

    Qúé cierto es que la riqueza no es el dinero y que, aunque los niños de familias numerosas no tengan tantas actividades extraescolares se están educando en valores que enriquecen más que el tenis (por ejemplo).
    A lo mejor no aprenden a esquiar pero tampoco aprenderán lo que es la soledad y el egoismo. Y, la verdad, se puede vivir muy bien sin saber esquiar (jajaja, yo no tengo ni idea) pero con la soledad y el egoismo se vive muy triste. Tus hijos, Leonor no van a tener esos “compañeros de viaje” en la vida. Enhorabuena “ricos” de mundo.

  4. paloma26/05/2012 at 09:51Reply

    Felicidades Leonor, personalmente te admiro.
    Una madre del cole.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Idiomas
Redes Sociales
Histórico