Profesionales por la Ética
En España no existe libertad de educación

En España no existe libertad de educación

Escrito el 28/01/2013 con 3 Comentarios

El título de esta entrada del blog podría parecer negativo pero solo describe la realidad. En España, país de tradición estatalista (como casi todos los antiguos Estados), el derecho a la educación (obtenido, por cierto, con gran esfuerzo y hace poco más de un siglo) se ha traducido en que el Estado no es el garante del derecho sino el dueño mismo del derecho. Y es que con los recursos públicos, es decir con nuestros impuestos, el Estado y las administraciones educativas en general den por hecho que son titulares del derecho a educar y lo ceden un poquito a quien quieren y en las condiciones que quiere; es la perversión del actual sistema de conciertos, por mucho que a las patronales educativas les encante. De esta confusión se deriva la nefasta identificación entre educación como servicio público y educación estatal o pública, que no es lo mismo. De ahí que abrir un centro de enseñanza en España (sobre todo en algunas comunidades autónomas) sea poco menos que imposible. Si los padres tienen la osadía de elegir un colegio con ideario o, no digamos, de educación diferenciada, la aventura es incierta en función de donde uno resida. Si se diera el caso de vivir en una zona de España con lengua propia, hay que estar muy pendientes de que al niño no lo marginen y pueda estudiar en la lengua que sus padres consideren oportuna. Si a unos padres se les ocurriera practicar el homeschooling directamente serán denunciados y penalizados. La guinda al estatalismo educativo es el conjunto de asignaturas denominadas Educación para la Ciudadanía (EpC), que estará vigente en España al menos hasta 2014.

Frente a esta realidad, constituye un motivo de esperanza la batalla de los padres por la libertad de educación en múltiples frentes. Hoy está de actualidad la movilización de padres andaluces en defensa de su libertad para elegir el colegio que quieren para sus hijos. Y no ha acabado la gesta de los padres objetores a EpC, a los que la sociedad, y en su nombre el Gobierno, deben una compensación académica. De la lucha de los padres para que sus hijos reciban educación en castellano conozco menos pero tienen todas nuestras simpatías y es de desear que ninguna fuerza política los instrumentalice; he localizado a Círculo Balear , a Galicia Bilingüe y un interesante informe de Convivencia cívica catalana. La reivindicación del cheque escolar, una herramienta que otorgaría a los padres el poder efectivo de elegir centro escolar (sin intermediarios), la encabeza una plataforma con el mismo nombre. Y finalmente, los homeschooler españoles también suman fuerzas en defensa de su derecho a educar en casa.  En ámbitos regionales, Madrid Educa en Libertad no pierde ocasión de denunciar el adoctrinamiento en las aulas madrileñas.

El Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), por cierto,  concede más espacios de libertad de educación que las leyes anteriores; no solo por la eliminación de EpC sino también por el grado de autonomía que se concede a los centros educativos, la garantía de poder estudiar en castellano en toda España y la proclamación de que nadie puede ser discriminado por elegir un centro de educación diferenciada son una buena guía. En todo caso, no hay que echar las campanas al vuelo; no será la Administración la que cambie la situación sino la sociedad en su conjunto. Es cuestión de libertad.

Teresa García-Noblejas

Claves: , ,

Entradas relacionadas:

3 comentarios

  1. Venancio28/01/2013 at 21:07Reply

    ¿Qué haríamos con los padres que quisieran educación diferenciada por razas? ¿Y por nivel económico?.

  2. ARC30/01/2013 at 00:40Reply

    Don Venancio:
    comparar una cosa con la otra no tiene ningún sentido.
    ¿Existen muchos estudios al respecto que avalen que el aprendizaje es diferente según las razas? ¿ O que beneficia el aprendizaje mirar el bolsillo de los padres?
    la verdad, no he oído nada al respecto, sin embargo hay muchas razones que demuestran que esa opción para conseguir buenos resultados académicos funciona.
    Los padres que elijan esa opción, que existe por toda la democrática y civilizada Europa ( su propuesta, no tengo constancia de que exista en ningún país democrático), tiene el derecho poder optar por ella.
    Si a usted no le agrada, no la utilice para sus hijos.

  3. Mª del Pilar19/02/2013 at 14:01Reply

    La pena es que como no buscamos la buena información, no creemos los titulares del periódico de turno, y así nos va.
    Desde hace tiempo hay estudios que demuestran que la educación diferenciada tiene muchísimas ventajas, sobre todo para los chicos. Si el señor Venancio hubiera observado a un niño y una niña, se hubiera dado cuenta de que el aprendizaje, así como la forma de ser uno y otra es diferente, en tiempo y en forma, y que conste que solo soy, madre y ama de casa
    Con lo de la igualdad nos tienen absorbido el seso.
    Iguales en derechos y dignidad, diferentes en lo demás. Cuanto mas observo , más veo las diferencias.
    Natural, como la vida misma.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Idiomas
Redes Sociales
Twitter: profesionales
Histórico